Escultura

“Abordé esta muestra con el simple afán de jugar con estos tres elementos, algo así como un ‘permiso’ para crear pequeños estudios/maquetas en relación al equilibrio, el juego óptico y el humor. Basado en la recolección, el encuentro con el material que sugiere el camino… es el punto de partida para este proceso”, dice el artista.

 

Rodrigo Villalobos comenzó a dar sus pasos en el mundo de la escultura en 1990. Cursó Licenciatura en Arte en la Universidad Católica de Chile. Posteriormente inició su proceso de autoformación trabajando en diversos talleres de artistas, como ayudante y aprendiz. Pasó por diferentes disciplinas, como grabado en metal, soplado de vidrio y realización de escenografías para el Teatro Municipal de Santiago.

Consolidó una gran producción de obras, que derivaron en exposiciones tanto en Chile como en Argentina. Destacan muestras en el Centro de Extensión del Consejo Nacional de la Cultura, Centro Cultural de Recoleta (Argentina) y galerías en ambos países.

Radicado en Valparaíso desde hace casi 10 años, configura su obra en torno al oficio de la construcción, a través de la recolección de diversos elementos, como fieros, piedras, cristales ópticos y pedazos de madera.

 

 

 

Compartir:
Contáctanos vía WhatsApp