Lucy Lafuente

Profesora de Artes Plásticas por la Universidad de Chile, posee una extensa especialización académica, desarrollada en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid, España) y la Radio y Televisión Francesa, entre otras instituciones. Como artista, ha emplazado su obra en diversos espacios públicos. Ha expuesto y recibido distinciones en múltiples países y su obra es parte de colecciones tanto en Chile, como en España, Alemania, Estados Unidos, México y Japón, entre otros países.

Su trayectoria en el arte regional es transversal en los ámbitos de la gestión educacional, así como la docencia y creación artística en el área de la escultura. Durante la década de los 80, estableció mallas curriculares y parámetros institucionales que permitieron la continuidad de la carrera de Pedagogía en Artes Plásticas, impartida por la Universidad de Playa Ancha. Posteriormente, como directora de dicha carrera, asumió la gestión de infraestructura educativa para la carrera, como talleres y bibliografía. Su gestión también es clave en la generación de la primera Facultad de Arte en la región, donde asume  como decana y fundadora. Sumando a esto su labor en los años 90, a cargo de la Dirección General de Extensión y Comunicaciones de dicha universidad, su trabajo es invaluable e instala en la comunidad universitaria el acento en el desarrollo de las artes y su proyección a la sociedad.

Desde la docencia universitaria en escultura, Lucy Lafuente ha sido una influencia relevante en las diversas generaciones que han pasado por sus talleres, entre los que destacan artistas como Pablo Villegas y el grupo “Alquimia”, formado por artistas tales como Ximena Olavarría, Ximena Ponce, Andrea Reyes, Iván Paz y Maricel Gómez. Con un conocimiento profundo de técnicas y lenguajes escultóricos, la artista ha traspasado a sus estudiantes el sentido del arte como mirada y experiencia vital.

En su obra escultórica, la artista demuestra un conocimiento profundo de la materia y su expresividad. Alabastro, mármol, acero y madera, entre otros, han servido de vehículo para construir su propuesta, establecida entre la síntesis figurativa y la plena abstracción. Sus referencias son de amplio espectro. Su serie “Universo” apela a formas primordiales como el Sol y la Luna, junto a la vertical de ídolos y tótems. “Petroglifos”, por su parte, construye un juego dinámico sobre los primeros registros de la figura humana.  Habitáculos y cotidianidades urbanas constituyen otros campos de exploración, resaltando siempre una continua reflexión sobre la materia y el tiempo.

Compartir:
Contáctanos vía WhatsApp